Gran piso en el edificio más antigúo de Llanes. Ref: P607

Triangle 1 Created with Sketch. En Venta, Muy Interesante, Nuevo Precio Triangle 1 Created with Sketch. 210.000 € - Apartamentos y Pisos, Grandes Propiedades
Ref: P607 204 m2 6 Habitaciones 1 Cuarto de baño

Gran piso en el edificio más antigüo de Llanes, en el centro del casco. Vivienda que en el año 1.517 el Rey Carlos V se alojo en ella. Ha sufrido diferentes reformas pero mantiene la clase de las amplias estancias, con detalles en las cornisas, techos altos, amplios balcones a la calle Mayor.

Lo que fue alojamiento de Carlos V, hoy es una vivienda en el primer piso que ocupa toda la planta del edificio, distribuyendo los 204 m2 construidos repartidos en amplias estancias, grandes salones, seis dormitorios, un baño exterior y una amplia cocina.

Cuenta la historia que al entrar el Rey en Llanes el sábado 26 de Septiembre de 1.517 fue recibido con regocijo inmenso, hasta el punto, según el cronista, de decirse de sus habitantes lo mismo que de los de Villaviciosa: que no tenían para el monarca mas que amor y buena voluntad; que se formó en honor de S. M. una lucida procesión en la cual el Clero iba delante, atravesando así la comitiva toda la población, cuyas casas estaban adornadas de verde follaje y ramos, y cubierto el piso de yerbas olorosas hasta el punto de su alojamiento. Mucho debió agradar el comportamiento de los llaniscos en esta recepción, cuando el cronista flamenco no puede menos de exclamar. – Ciertamente hicieron lo mejor que pudieron, y si mejor hubieran tenido, mejor lo habrían hecho. Tan luego como la comitiva se apeó, y el rey se posesionó de su alojamiento, en la casa de D. Juan Pariente (hoy de D. José Bernaldo de Quirós), los señores de la villa, se presentaron en su cámara, donde fueron recibidos por S. M.

La casa de D. Juan Pariente donde se hospedó el Emperador conservó siempre su primitivo estado de antigüedad hasta mediados del presente siglo diez y nueve, que la adquirió y reedificó dándole forma más moderna el Señor D. José Bernaldo de Quirós; sin embargo respetó, y aún conserva una tabla empotrada en una de sus paredes interiores, con una inscripción en caracteres góticos de relieve, en la que se dice– «A veinte y seis de septiembre de mil quinientos diez y siete años Posó el Rey Don Carlos en esta Casa de Juan Pariente.–»