La CUOTA indica que en un concejo sin planeamiento no se puede eludir la tramitación simultánea de ambos documentos.

Al plan general de ordenación (PGO) de Llanes le siguen surgiendo reveses. Si el pasado verano fue un informe de Patrimonio Cultural el que cuestionó su viabilidad por «no tener en cuenta la protección» de bienes y carecer de catálogo urbanístico, ahora es la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) el organismo que apunta a la necesidad de dar marcha atrás en la tramitación. Fue el propio Ayuntamiento el que a mediados de octubre planteó al Principado cuestiones sobre la «tramitación urbanística y ambiental», según recoge un informe de la CUOTA de este mismo mes al que ha tenido acceso EL COMERCIO.

En primer lugar, el cuatripartito solicitaba «indicación expresa» sobre el punto al cual debían retrotraerse por la ausencia de catálogo, inventario que debe recoger los bienes a conservar o proteger. Según el informe de la CUOTA, «procedería la retroacción del procedimiento de aprobación del plan general de Llanes al momento de la aprobación inicial». Ese paso de la aprobación inicial se había producido ya en mayo de 2019, a las puertas de las elecciones municipales. El mismo documento precisa además que no serviría con una nueva información pública y señala que deben «solicitarse de nuevo los informes sectoriales para que así los diferentes organismos puedan pronunciarse respecto al planeamiento en su conjunto, plan general y catálogo».

Sobre esa ausencia de catálogo, recuerdan que la justicia ha avalado en algunos casos la aprobación inicial del plan y de ese documento de protección en momentos distintos, pero en Llanes, «la ausencia total de planteamiento no permite excepcionar la regla general de tramitación simultánea». Otro de los aspectos que aborda el informe de la CUOTA es cómo proceder ahora con las alegaciones. Ven «conveniente su inclusión», pero lo dejan a criterio municipal.

También el estudio ambiental se ve afectado, pues deberán «desistir» del actual para incluir el inventario de protección

Voces de alerta

La segunda de las dudas planteadas por el Ayuntamiento estaba relacionada con «la necesidad o no de tramitar de nuevo» el estudio ambiental estratégico (EAE). A ello responde la CUOTA que «es necesario incluir en el documento ambiental la repercusión de las medidas previstas en el catálogo urbanístico». Por ello, «procedería desistir del documento ambiental actualmente tramitado para poder incluir así en el mismo el borrador del plan y del catálogo de forma coordinada y realizar de nuevo las consultas previas».

Los problemas que encaraba el plan general de ordenación urbanística de Llanes por la ausencia de una tramitación simultánea del propio plan y del catálogo urbanístico ya habían sido advertidos por el PSOE y colectivos como el de los constructores, pues entendían que podía ser motivo de nulidad del PGO. A esas voces de alerta se sumó en junio la Comisión Permanente del Consejo de Patrimonio Cultural de Asturias, que señaló la imposibilidad de una «aprobación diferida» del catálogo, como preveía el cuatripartito.

Fuente: Diario el Comercio.